EUROPA HACIA EL COLAPSO

La profecía es pronta, la invasión salvaje.
La guerra será total.


NO TENGAN MIEDO. TENGAN FE.

_________________________________________________________________________________

El fin de los tiempos. Quiero ser luz. Quiero ser tu luz

_________________________________________________________________________________

13 de agosto de 2022

Otra de locos con cuchillos

Intento de asesinato del escritor Salman Rushdie 

El escritor Salman Rushdie, apuñalado en el cuello mientras daba una conferencia en Nueva York (msn.com)

La fiscalía acusa de intento de asesinato al hombre que apuñaló al escritor Salman Rushdie (msn.com)

El sospechoso del ataque al escritor Salman Rushdie ha sido identificado como Hari Matar.
El joven, de 24 años, era simpatizante del extremismo chiíta y el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.  

 

El escritor publicó "Los versos satánicos", en 1988, lo que provocó una polémica inmediata en el mundo musulmán a causa de la supuesta irreverencia con que se trata a la figura del profeta Mahoma. India prohibió el libro el 5 de octubre y Sudáfrica el 24 de noviembre. Al cabo de varias semanas, Pakistán, Arabia Saudita, Egipto, Somalia, Bangladés, Sudán, Malasia, Indonesia y Catar también habían prohibido la novela.

El 14 de febrero de 1989, un edicto religioso, o fatwa, instando a su ejecución fue leído en Radio Teherán por el ayatolá Ruhollah Jomeiní, líder religioso de Irán. El edicto acusaba al libro de "blasfemo contra el Islam". Además, Jomeiní acusó a Rushdie del pecado de "apostasía", el abandono de la fe islámica que, según los ahadiz o tradiciones del profeta, debe castigarse con la muerte. La acusación de apostasía se debía a que Rushdie, a través de la novela, afirmaba no creer ya en el islam. Jomeiní hizo un llamamiento a la ejecución del escritor y a la de aquellos editores que publicaran el libro conociendo sus contenidos. A pesar de que Irán ya no busca la ejecución de la fatwa, esta solo podría haber sido revocada por la persona que la emitió, Jomeiní, fallecido en 1989. Por ello, aún hoy en día algunos grupos fundamentalistas consideran que sigue siendo válida independientemente de la postura del gobierno iraní.